Entrevista en Inglés? Don´t panic. Simuladores Pueden Ayudar | exitto

Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

¿Entrevista en Inglés? Don´t panic. Algunos Simuladores Pueden Ayudarte

 

¿Es posible que haya tantos consejos y fórmulas para aprender inglés como personas hay en el mundo?

Eso parece mucho. Este curioso reloj de la población mundial nos dice que más de 7.000 millones.

Pero es probable que haya más, porque no es difícil encontrar algunas personas que tienen incluso dos.

Oportuno o no el símil, exagerado o no, la realidad es que cada vez que el tema “Inglés” sale a conversación, o sea, varias veces a la semana, nuestras cabezas se embotan sin saber cuál será el método-milagro que vendrá a solucionar nuestro caso: hablar delante del espejo, practicar con nativos…

Según las estadísticas basadas en nuestra base de datos, apenas el 4% de los titulados en búsqueda activa de empleo, tienen el nivel C1 de acuerdo

con el marco de referencia europeo para las lenguas, nivel que les permitiría vencer a sus rivales por el puesto con una probabilidad media-alta, siempre que cumpla el resto de requisitos de la oferta.

Ya sabes que son cada vez más frecuentes las entrevistas en inglés. En el extranjero, ineludibles.  Un nivel inferior a B2 con mucha probabilidad te va a impedir sintonizar con tu evaluador, transmitirle sentimientos, es decir, difícilmente cumplirás con el principal objetivo de una entrevista, comunicar tus habilidades.

Salvar la entrevista, no puede ser el objetivo único de tu aprendizaje de inglés, sería engañarte, pero reflexiona sobre la situación contraria, es decir, que tienes un muy razonable nivel de inglés, pero no has preparado algunos aspectos muy concretos que rodean este especial “mundo de las entrevistas de trabajo”.

Quizás podamos echarte una mano ahí, proponiéndote algunas páginas web que abordan el tema con más o menos éxito, pero bastante creativamente en casi todos los casos.

(Los links a las páginas han sido probados. Si no te funcionan quizás debas actualizar tu navegador o utilizar explorer o firefox en versiones actuales)

Una recomendación, quizás la más interesante, con la que podrías empezar sería My Interview Simulator  con múltiples e interesantes preguntas y posibles respuestas con sonido sobre los más variados temas que pueden surgir durante la entrevista.

 

 

La BBC tiene también una página con una virtual interview, algo elemental, pero que propone varias respuestas posibles a una pregunta. Puedes tener una calificación final en función de lo adecuado de tus respuestas.

 

 

Algo ya más cercano a un juego en el que tú evalúas a candidatos según la respuesta que han dado puedes tenerlo en este interview game

 

 

En esta otra página web encontrarás una larguísima lista de posibles preguntas y algunos consejos útiles

Una vez hayas practicado con estas aplicaciones, ¿Qué tal si  simulas una entrevista con alguien de carne y hueso, por ejemplo  un amigo de un nivel similar o superior al tuyo? Más que útil, seguro.

Cualquier pequeña ventaja puede inclinar la decisión final hacia ti. ¿Por qué no ensayar para el momento más importante de nuestro proceso de selección como es la entrevista?

Por último, queremos compartir estas reflexiones que hace Mónica Tapia, la creadora del utilísimo  blog para aprender inglés:

“El verdadero y absoluto acelerador del aprendizaje del inglés no está fuera de ti, está dentro de ti y se llama “necesidad”.

Los que tienen necesidad “dejan de quejarse” (no sé qué hacer, no me gusta el inglés) y se ponen a sudar la camiseta, buscan los recursos, los profesores, los métodos, invierten (el poco, o mucho dinero que tienen); trabajan en mejorar su inglés todos los días y dan con la respuesta.

Sí, muchas veces no es la panacea, no consiguen ese inglés perfecto que tanto anhelan; pero suelen estar a años luz de los demás, de aquellos que aún no le “han visto las orejas al lobo” y  siguen soñando con encontrar una pócima mágica que les resuelva el problema.

El estudio del inglés es una forma de vida, no un curso de seis meses, ni siquiera de un año, ni de dos.

Todo el mundo en el negocio del inglés se empeña en decirte que con cursos de 3 o 6 meses hablarás inglés. Haciendo esto, lo que realmente logran es emponzoñar tu pensamiento con metas ilusorias que nunca llegarás a cumplir. Al final, como no logras hablar inglés bien, ni en 3, ni en 6 meses, ni en un año, piensas que eres un caso perdido y tiras la toalla.

¿Cómo vas a entender inglés (una lengua sin prácticamente ninguna conexión con el español) con una exposición de 40 horas anuales, si un nativo a la edad de 7 años ha tenido ya una exposición de 10.000 horas?

No te estoy diciendo que tengas que  escuchar 10.000 horas de inglés para hablar bien, pero si te estoy diciendo que deberás acercarte a 300, o mejor, 1000 horas. Como es imposible que tu cerebro asimile tanta información en unos meses, es imposible que aprendas una segunda lengua, como el inglés, en tan solo unos meses. Con unos meses aprenderás a chapurrear, a defenderte con lo mínimo, pero no a desenvolverte con soltura para conseguir un mejor trabajo. ¿No te parece lógico lo que estoy diciendo? Entonces, contéstame ¿por qué narices sigues creyendo que tiene que ser algo rápido y, peor aún, sin esfuerzo?”

Estas palabras de Mónica ayudan a derribar algunos de los muchos mitos que se oyen sobre el Inglés.

Y ahora, ¡A trabajar!, ¡Ánimo!



Pat Ruiz